GUAYAMA NET COMPUTER
  BLAS PASCAL
 

BLAS PASCAL


 

Su declaración religiosa más destacada apareció después de su muerte ocurrida el 19 de agosto de 1662; se publicó en forma fragmentaria en 1670 en la Apología de la religión cristiana. En estos escritos (que
más tarde se incorporaron a su obra principal) propone las alternativas de la posible salvación y condenación eterna, sugiriendo que sólo se puede lograr la salvación mediante la conversión al jansenismo. Pascal sostenía que se lograra o no la salvación, el último destino de la humanidad es pertenecer después de la muerte a un reino sobrenatural que puede conocerse solamente de forma intuitiva.

La última obra importante de Pascal fue Pensamientos sobre la religión y sobre otros temas, publicada también en 1670. En esta obra intentó explicar y justificar las dificultades de la vida humana por el dogma del pecado original, y sostenía que la revelación puede ser entendida sólo por la fe, que a su vez se justifica por la revelación. En los escritos de Pascal, que defienden la aceptación de un modo de vida cristiano, se aplica frecuentemente el cálculo de probabilidades; argumentaba que el valor de la felicidad eterna es infinito y que, aunque la probabilidad de obtener dicha felicidad por la religión pueda ser pequeña, es infinitamente mayor que siguiendo cualquier otra conducta o creencia humana. 

Pascal fue uno de los más eminentes matemáticos y físicos de su época y uno de los más grandes escritores místicos de la literatura cristiana. Sus trabajos religiosos se caracterizan por su especulación sobre materias que sobrepasan la comprensión humana. Se le clasifica, generalmente, entre los más finos polemistas franceses, especialmente en Provinciales, un clásico de la literatura de la ironía. El estilo de la prosa de Pascal es famoso por su originalidad y, en particular, por su total falta de artificio. Sus lectores pueden
comprobar el uso de la lógica y la apasionada fuerza de su dialéctica. 

El relato de la vida de Pascal es complejo, y muchos apuntarán su atención al hecho contrastante entre el Pascal PRE-jansenista, y el posterior. Aún hoy eruditos, filósofos y físicos de todo el mundo siguen indagando en la obra de este gran ser humano.

Su apellido seguirá siendo sinónimo de ciencia. En el presente lo recordamos permanentemente al hablar de presión atmosférica: el hectoPascal, medida difundida hoy equivale a 100 Pázcales

 
  Hoy habia 3 visitantes (53 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
GUAYAMA NET COMPUTER CALLE MCARTHUIR #24 GUAYAMA P.R. 00784